Logo Track&Field
Youtube Mondo Facebook Mondo Instagram Mondo Twitter Mondo

Noticias

Logo IAAF
 
Home Track&Field

NEWS

23 jul 2013

Rieti 2013

Fueron más de 300 mejores marcas personales las logradas sobre la pista Mondotrack en el Estadio Raul Guidobaldi.

Del 18 al 21 de julio, se celebró en la localidad italiana de Rieti la XXII edición del Campeonato de Europa Júnior de Atletismo. Esta pequeña localidad situada en la región centro de Italia acogió a más de 1.000 jóvenes atletas procedentes de 46 países. Sobre una pista Mondotrack en el Estadio Raul Guidobaldi, los velocistas y corredores de fondo nos ofrecieron retos interesantes, que a pesar del mal tiempo, culminaron en más de una ocasión en un tiempo de récord. Una de las finales más reñidas y rápidas fue la de 100 m vallas masculino, con el francés Wilhem Berlocian alzándose con el oro y estableciendo un nuevo récord absoluto del campeonato en la categoría, con un tiempo de 13:18. En segundo lugar se clasificó el italiano Lorenzo Perini, logrando con ello el nuevo récord de Italia (13:30) y en tercer lugar el suizo Brahian Pena, con otro récord nacional (13.31). En los 10.000 m, el éxito fue para el turco Ali Kaya, quién con un registro de 28:31.11 estableció un reto para el certamen y para el campeonato júnior nacional. En segundo lugar quedó el italiano Lorenzo Dini, con un mejor registro personal de 29:31.11. Se alcanzó además un nuevo récord del campeonato establecido en los 400 m vallas masculino por el ruso Timofey Chalyy, quién con un tiempo de 49,23 se alzó con el oro y el récord nacional júnior. En los 400 m femenino, excelente actuación de la polaca Patrycja Wyciszkiewicz, quién estableció el récord nacional júnior con un tiempo de 51,56. En el segundo puesto se clasificó la rumana Bianca Razor, presentando una mejor marca personal de 51,82. La final más rápida de los 400 m masculino: El ruso Pavel Ivashko, quién consiguió el oro con un tiempo de 45,81, y así un nuevo récord nacional junior. La plata fue para el polaco Patryk Dobek, con una mejor marca personal de (46.15), y el bronce para el francés Thomas Jordier, con el récord nacional júnior (46.21). Los 3000 m obstáculos femenino fue una carrera excepcional para la finlandesa Oona Kettunen, quién se alzó con la victoria y estableció un nuevo récord nacional júnior con un tiempo de 9:45:51. La plata fue para la eslovena Marusa Mismas, que con un tiempo de 9:51:15 estableció el récord nacional en la distancia. Las finales de los 100 y 200 m fueron las que más se vieron influenciadas por el viento. En los 100 m femenino, se alzó con el oro la estrella francesa Stella Akakpo, con un registro de 11:52. En la final de los 100 m masculino, el británico, Chijindu Ujah, consiguió el triunfo con un tiempo de 10:40. Los británicos dominaron en la final de los 200 m masculino: tres atletas británicos se hicieron con todas las medallas y con los tres peldaños del podio, y el ganador Nethanel Mitchell-Blake estableció su mejor marca personal con un registro de 20.62, la prueba femenina fue ganada por Dina Asher-Smith, con un tiempo de 23:29. Un atleta británico fue también el ganador de la final de los 400 m vallas. Hayley McLean triunfó estableciendo una mejor marca personal de 57,26. El francés Joan Medjid, también obtuvo su mejor marca personal de 57,34. Una serie de récords nacionales junior fueron obtenidos por los equipos de relevos: En la prueba de los 4x100 femenino ganaron las mujeres británicas con el récord nacional júnior de 43,81, mientras que en los 4x100 masculino el triunfo cayó del lado de Polonia, con un tiempo de 39,80. Polonia también estableció un récord en la prueba de los 4x400 relevo femenino, con un tiempo de 3:32:63, y un nuevo récord nacional júnior, y en la final de 4x400 masculino, donde acabó segunda después de Rusia, consiguiendo un nuevo récord nacional júnior. El equipo de Rusia obtuvo el triunfo con un tiempo de 3:04:87 y un nuevo récord nacional júnior. El campeonato concluyó con una de las pruebas más emocionantes vistas en Riete, el triple salto femenino. La italiana, Ottavia Cestonaro, de hecho, pudo engañar a sus oponentes con un salto final de 13,41 m, que la catapultó desde el 6º puesto de la clasificación a lo más alto del podio.